martes, 20 de octubre de 2009

ARREGLO DE CAMA




Arreglo de cama


INTRODUCCIÓN



La cama de un paciente debe estar tan limpia y cómoda como sea posible. Ello requiere inspecciones frecuentes, para comprobar que las sabanas están limpias, secas y sin arrugas.
Las medidas higiénicas cubren muchas necesidades básicas que los pacientes no pueden realizar habitualmente por si mismos. La responsabilidad del personal de enfermería se centra en la valoración del estado del paciente, de sus hábitos de higiene personal y de su imagen corporal, y ha de promover la independencia y la participación en la asistencia sanitaria. El profesional de enfermería utiliza una considerable capacidad de discernimiento y planificación para anticiparse a las necesidades higiénicas del paciente, se adapta a los gustos del paciente al realizar el cuidado higiénico y se asegura de que el paciente se siente cómodo y seguro.







ARREGLO DE CAMA CON PACIENTE

Definición
Es el procedimiento para poner o cambiar la ropa de cama, y en este caso por lo general, el paciente debe permanecer en ella continuamente, incluso cuando lo hace la hace la enfermera. Es importante que ella aprenda a cambiarla con suavidad y rapidez estando el paciente acostado. Los encamados a menudo están muy enfermos y esta contraindicada la mucha actividad.1
Objetivos
Preservar la energía del cliente y mantener su estado actual de salud.
Promover la comodidad del cliente.
Proporcionar un entorno limpio y ordenado al cliente.
Proporcionar una base de descanso uniforme y sin arrugas, minimizando así las fuentes de irritación cutánea.
PRINCIPIOS Y NORMAS
Conservar una buena alineación corporal.
Norma: El uso correcto de la mecánica corporal durante el cambio de ropa de cama evita lesiones en el personal de enfermería.
Utilizar los músculos grandes del cuerpo en vez de los pequeños.
Norma: En el primer caso se utilizan los músculos abdominales grandes y los glúteos, en tanto que en los últimos el esfuerzo es en los músculos de la espalda y el centro de gravedad queda fuera de la base de apoyo.
Trabajar con uniformidad y en forma rítmica.

Norma: Ayuda a reducir al mínimo la ansiedad y favorece la cooperación de los pacientes.
Tirar o empujar en vez de levantar.
Norma: Ayuda a realizar menor esfuerzo.
Al utilizar el propio peso para contrarrestar el de un objeto, disminuye la fuerza y la tensión.2
Norma: Ayuda a no hacer tanta fuerza con los músculos de la espalda y de los brazos.
Los microorganismos del aire pueden diseminarse cuando se agita la ropa de cama al arreglarla.
Norma: El poner esta ropa en un cesto o en una bolsa después de retirarla de la cama, disminuye la posibilidad de contaminación del aire.
Es indispensable el lavado minucioso de manos antes de arreglar la cama y depuse de realizarlo.
Norma: Para inicio y fin de cada técnica o procedimiento la enfermera(o) habrá de lavarse las manos.
Se debe retirar la ropa de cama de la habitación y de la unidad de enfermería de una manera coordinada para asegurase que otros no se expongan a infección cruzada debido al descuido o técnica deficiente.
Norma: El traslado correcto de la ropa utilizada reduce la transmisión de microorganismos.
En caso de infecciones que requieren aislamiento se necesita usar bata y guantes protectores durante el periodo de tendido de cama.
Norma: La enfermera deberá usar guantes y bata cuando haya riesgo de transmisión de microorganismos infecciosos.3
Equipo Necesario
Dos sábanas grandes
Una sábana travesera (opcional)
Una manta
Una colcha
Travesera a sábana impermeable (opcional)
Funda(s) para la(s) almohada(s)
Cesto portátil para la ropa sucia, si se dispone de uno.



TÉCNICA DEL PROCEDIMIENTO DE ARREGLO DE CAMA CON PACIENTE

Quitar la ropa de encima.
-Retire todos los artículos que estén acoplados a la ropa de cama, como el timbre de llamada.
-Afloje la ropa de encima, a la altura de los pies de la cama, y quite la colcha y la manta.
-Deje la sábana encimera sobre el cliente (ésta puede quedarse sobre el cliente si se va a cambiar y si proporciona suficiente abrigo), o sustitúyala por una sábana de baño, de la siguiente manera:
a) Extienda la sábana de baño sobre la sábana de arriba.
b) Pida al cliente que sostenga la parte superior de la sábana de baño.
c) Alcanzando por debajo de la toalla desde un lado, sujete el extremo superior de la sábana y retírela hacia los pies de la cama, dejando la sabana de baño en su sitio.
d) Quite la sábana de la cama y colóquela en la bolsa de la ropa sucia.
Mover el colchón hacia arriba en la cama:
-Coloque la cama en la posición plana, si la salud del cliente lo permite.
-Agarre el colchón por las asas, y, utilizando una buena mecánica corporal, mueva el colchón hacia la cabecera de la cama. Pida al cliente que colabore, si puede, cogiéndose a la cabecera de la cama y estirando a medida que usted empuja. Si el cliente pesa mucho puede necesitar la ayuda de otro profesional de enfermería.
Cambiar la sábana bajera y la travesera:
-Ayude al cliente a girarse hacia el lado contrario de donde está la ropa limpia.
-Alce la barandilla lateral cercana al cliente. Esto protege al cliente de caídas. Si no hay barandillas laterales, otro profesional de enfermería sostendrá al cliente, colocándose en el otro lado de la cama.
-Afloje las ropas de abajo del lado de la cama, donde está la ropa limpia.
-Doble en acordeón las sábanas travesera y bajera en el centro de la cama.
-Coloque la sábana bajera limpia sobre la cama, y doble verticalmente, en forma de acordeón, la mitad que se va utilizar para el lado más apartado de la cama, tan cerca del cliente como sea posible. Remeta la sábana bajo la mitad más próxima del colchón, y doble la esquina en forma de mitra, si no se está usando una sábana ajustable.
-Coloque la travesera limpia sobre la cama con el pliegue central en el centro de la cama. Doble la mitad superior, en forma de acordeón, verticalmente sobre el centro de la cama, y remeta el extremo más próximo bajo ese lado del colchón.
-Ayude al cliente a darse la vuelta hacia usted, sobre el lado limpio de la cama. El cliente se gira sobre la ropa doblada en forma de acordeón de la parte central de la cama.
-Mueva las almohadas hacia el lado limpio para que las utilice el cliente. Levante la barandilla lateral antes de dejar ese lado de la cama.
-Diríjase al otro lado de la cama, y baje la barandilla lateral.
-Retire la ropa usada, y colóquela en la bolsa de ropa sucia portátil.
-Estire y alise la funda del colchón para eliminar las arrugas. Desdoble la sábana bajera, dejándola uniforme y sin arrugas, y remeta la parte sobrante debajo del colchón.
-Estando enfrente del lateral de la cama, utilice las dos manos para estirar la sábana bajera dejándola uniforme y sin arrugas, y remeta la parte sobrante debajo del colchón.
-Desdoble la travesera, doblada en acordeón, sobre el centro de la cama, y estírela firmemente con ambas manos. Estire la sábana en tres puntos:
a) póngase de frente al lateral de la cama para estirar de la parte central.
b) póngase de frente a la esquina superior, para estirar de la parte inferior
c) Póngase de frente a la esquina inferior para estirar de la parte superior.
-Remeta la parte sobrante debajo del lateral del colchón.
Volver a colocar al cliente en el centro de la cama:
-Vuelva a colocar las almohadas en el centro de la cama.
-Ayude al cliente a colocarse en el centro de la cama. Decida qué posición necesita o prefiere el cliente, y ayúdele a adoptar esa posición.
Colocar o completar las ropas de encima:
-Extienda la sábana encimera sobre el cliente, y pídale que sostenga el extremo superior de la sábana o remétala bajo los hombros. La sábana debe permanecer sobre el cliente cuando retire la sábana de baño o la sabana usada.
-Complete la parte superior de la cama.
Garantizar la seguridad continuada del cliente:
-Levante las barandillas laterales. Ponga la cama en la posición baja antes de irse de la habitación.
-Enganche el timbre de llamada a la ropa de cama, al alcance del cliente.
-Deje los objetos que utiliza el cliente a una distancia cómoda.4






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada